Pentax ha lanzado la cámara fotográfica Pentax K-5 II S, que se caracteriza por ser en realidad una nueva versión de la Pentax K-5 II, pero sin filtro de paso bajo que es habitual que se encuentre en las réflex digitales para reducir la definición de la imagen. Sin este filtro, esta cámara puede tomar fotos impresionantes de paisajes y escenas con la máxima profundidad de campo y claridad.

Una cámara, que cuenta además con otras especificaciones, y que está especialmente indicada para ser utilizada tanto en estudio como para fotos en el exterior.

Características

Esta cámara presenta una alta sensibilidad gracias al nuevo módulo AF X SAFOX con el que ofrece un mejor rendimiento AF, permitiendo así a los fotógrafos hacer fotos en condiciones de poca luz. Además este módulo ofrece una amplia gama de funcionamiento AF EV y facilita trabajar como si se tratara de un nivel de F2.8 estando a F5.6.

Otra de sus principales características es la pantalla LCD de 3 pulgadas con 921.000 puntos con la que se ofrece un gran ángulo de visión. Cabe destacar que entre el panel de vidrio frontal y la pantalla LCD sólo hay una capa de resina con la que se minimiza la reflexión y dispersión de la luz para evitar reflejos.

Igualmente reseñable es la incorporación de un sensor APS-C (23.7 mm x 15.7 mm) de 16,28 megapíxeles, el procesador de imagen PRIME II para tener fotos ricas en detalle y libres de ruido y la transferencia ultra rápida que se puede efectuar con esta cámara.

La velocidad de disparo del obturador es de hasta 1/8000s, pudiendo soportar más de 100.000 disparos. Otro elemento destacado es el sistema de estabilización del sensor con el que se reduce el riesgo de imágenes borrosas.

Otras características que no se pueden obviar de esta Pentax son las funciones innovadoras de procesado de imagen que permiten personalizar la toma, permitiendo al usuario dar un toque especial en cada foto y una mayor creatividad gracias a nueve opciones de personalización y a los filtros disponibles.

Diseño

La cámara presenta un cuerpo compacto y sólido, que está diseñado a prueba de polvo, lluvia y bajas temperaturas –puede funcionar hasta a 10 grados bajo cero-, aparte de ser resistente a la intemperie. Su chasis se ha fabricado en acero inoxidable e incorpora una carcasa de aleación de magnesio. Además, cuenta con 77 juntas selladas.