Nuevo objetivo fijo de Nikon para formato completo
Nikon acaba de anunciar un nuevo objetivo. Se trata del Nikon 28 mm f1.8 AF-S G, que se caracteriza por su cobertura equivalente que pasa a ser de 42 milímetros cuando se emplea con modelos de cámaras con sensor APS-C. Un objetivo con el que Nikon reduce la brecha entre los objetivos 24 mm y 35 mm.

Además, este objetivo, que es compatible con cuerpos de formato completo, también destaca por su estructura óptica de 11 elementos distribuidos en 9 grupos y por su esquema en el que se han incluido dos lentes esféricas y un recubrimiento de nanocristales para reducir los brillos y las imágenes fantasma.

El objetivo tiene una distancia mínima de enfoque de 25 centímetros y, por su parte, el diafragma presenta una abertura máxima de f1.8 que puede cerrar hasta f16, consiguiendo una mayor nitidez en condiciones de poca luz y evitando la distorsión no deseada. Aparte se puede conseguir el efecto bokeh, pero de forma suave. Unas prestaciones con las que este objetivo se convierte en ideal para tomar fotos en paisajes urbanos, impresionantes vistas o escenas callejeras.

Y, gracias al Silent Wave Motor (SWM), se permite el enfoque automático silencioso y muy preciso. Aparte, se dispone de dos modos de enfoque, siendo uno de ellos manual, mientras que el otro se corresponde con el autofoco con prioridad manual.

Este nuevo objetivo Nikon es además ligero, ya que sólo pesa 330 gramos, y tiene un tamaño que permite trasladarlo sin problemas, pese a que parece, por su diseño y por ser sólido y compacto, un objetivo con mayor peso. De esta manera, puede ser perfectamente llevado en una bolsa. Además es destacable su construcción sellada y resistente al agua.

El objetivo se acompaña de algunos accesorios como una funda objetivo y una campana de bayoneta con la que se puede reducir al mínimo la luz parásita y se reducen los reflejos en la lente.