Fujifilm Instax Mini 7s con película instantánea
Los amantes de la fotografía que quieran tener sus fotos al instante están de enhorabuena con modelos como la Instax Mini 7s de la marca Fujifilm, que se caracteriza por la película instantánea con la que capta y proporciona copias de colores vivos y con alta calidad en un instante, además de por su flash de ajuste automático y el objetivo retráctil de alta resolución.

La ventaja de esta cámara Fujifilm es que su película instantánea en color ofrece calidad profesional, aparte de proporcionar unos tonos blancos muy luminosos, un color negro muy profundo y unos colores muy vivos que se desarrollan ante los ojos del fotógrafo a diferencia de lo que sucede con otras películas instantáneas como las de láminas separables.

Otras características reseñables son la pantalla de control LCD, que permite mostrar la distancia focal, así como el contador de película; su visor electrónico programado de 1/64-1/200 de segundos, y el flash que, aparte de ser automático, tiene capacidad para disparar incluso en escenas en las que hay poca luz.

No hay que olvidar otras características de esta cámara, que está disponible en color blanco y chocolate, como sus dimensiones, de 119,5 x 70,5 x 121,5 mm, y su peso de 320 gramos sin tener incorporada la batería ni la película.

Por su parte, la película que emplea la cámara, que es instantánea en color Instax, tiene también unas propiedades específicas como su formato de impresión de 54 x 86 mm y su capacidad para la realización de fotos nítidas y llenas de color de grano ultra fino.

Finalmente, también cabe destacar su ISO 800 y la emulsión altamente estable, que es utilizable con temperaturas que van desde los 5º centígrados hasta los 40º centígrados. La película instantánea en color Instax se presenta en un pack de dos.